La Galería Rüdiger Schöttle presenta las obras de las recientes series de los artistas Candida Höfer, Thimas Ruff y Thomas Struth. Los tres estudiaron juntos en la Kunstakademie Düsseldorf bajo la tutela de Bernd y Hilla Becher a principios de los años 80 y han continuado explorando los ambientes culturales y de la vida con una meticulosidad archivística. Durante el último año, Candida Höfer ha creado más de veinte obras en la Elbphilharmonie de Hamburgo. En este trabajo, y como ya es habitual en el resto de sus obras, Höfer fotografió los interiores en distintas perspectivas; también tomó fotografías de los exteriores y detalles como terrazas o ventanas. En este trabajo, la artista se fija también en otros asuntos aparentemente tribales, espectadores con pequeños planos contrastándolos con los lugares principales cuidadosamente dispuestos.

En esta muestra, Thomas Ruff presenta su nueva serie Press ++, un conjunto de imágenes de distintas prensas ampliadas que fue adquiriendo de varios archivos de comunicación. Mientras que en la década de 1990 se acercó a la imagen de la prensa analógica presentando fotos de periódicos recortadas y ampliadas, mostrando su grano negro y cancelando su relación con el texto que lo acompaña, en su nueva serie Ruff fusiona la imagen original con el título de los editores yuxtaponiéndolos a partes iguales. La imagen, la escritura, la elección del detalle y el retoque se combinan con un todo informativo: el recto y el verso constituyen un valor estético común.

Thomas Struth ha estado desarrollando continuamente su ciclo tecnológico desde 2007, en el que busca espacios para científicos e investigadores que normalmente están cerrados al público y nos enfrenta con el mundo de mañana. El título de una de estas obras, AGLAE C2RMF, puede parecer un mensaje encriptado al principio. Representa una escultura de bronce antigua que es controlada por un dispositivo complejo atado con alambre. La historia del arte y la tecnología moderna convergen en esta pieza: El escenario del taller de restauración del Louvre refleja el progreso tecnológico que obliga incluso al aspecto creativo del arte a probarse constantemente de nuevo.

(Candida Höfer, Thimas Ruff y Thomas Struth en Galería Rüdiger Schöttle. Desde el 7 de abril hasta el 27 de mayo de 2017)