El coleccionista Robert Wylde ha demandado a la galería Gagosian por haberle vendido una obra que pertencía, parcialmente, al Metropolitan Museum de Nueva York. La obra en cuestión es la polémica pintura de Mark Tansey The Innocent Eye Test (1981). Una crítica satírica, realizada con un estilo preciso y muy realista, que representa a un grupo de expertos enseñando a una vaca real un cuadro que representa a unas vacas en el campo esperando conocer, con su reacción, la calidad y el realismo de la pintura. The Innocent Eye Test se vendió a Wylde en 2009 por 2,5 millones de dólares pero, al efectuar la venta, la galería neoyorquina no mencionó que el Metropolitan Museum, donde se había expuesto en una ocasión, ya había adquirido un 31% de la misma y había acordado pagar el resto. En 2010 la galería se dió cuenta de su error y reclamó la pintura a Wylde motivo por el cual ahora les ha demandado y reclama una indemnización de varios millones de dólares por daños morales.