El artista catalán Francesc Torres fue uno de los artistas españoles que vivieron los atentados del 11 de septiembre de primera mano. El artista recuerda el caos generado con la caída de las torres gemelas y cómo este hecho, del que ahora se cumple el décimo aniversario, cambió para siempre nuestra sociedad y la concepción que teníamos del mundo. Al hilo de su línea habitual de trabajo en el que la memoria y el estudio del pasado y de la construcción de la historia centran el principal interés de su obra, el artista ha creado una serie de trabajos con los que documenta, mediante diversas fotografías, los restos del atentado acumulados en uno de los hangares del aeropierto Kennedy: desde vigas de hierro derretidas, hasta piezas de ropa pertenecientes a las víctimas. La memoria fragmentada 11-S NY. Artefactos en el hangar 17 es el resultado obtenido y es que el artista catalán ha sido el único autorizado para retratar estos fragmentos de dolor encerrados en una nave y exponer ahora, desde que empezara con esta serie en 2006, el resultado de un trabajo que ha itinerado por diversas sedes expositivas y que, a partir del día 8, se podrá ver en el CCCB de Barcelona, en el ICP de Nueva York y, desde el día 16, en el Palacio de Cibeles de Madrid. Un total de 176 fotografías que retratan con precisión arqueológica los restos de esta catástrofe que tanto calado tuvo en la sociedad y en el imaginario mundial.