Un total de 227 fotografías en blanco y negro tomadas por el controvertido Ai Weiwei entre 1983 y 1993, durante su estancia en Nueva York, se podrán ver en la Martin Gropius Bau de Berlín a partir del 15 de octubre. El más famoso de los artistas chinos fue liberado bajo fianza recientemente tras ser detenido y encarcelado por actividades artísticas subersivas. Por primera vez en Alemania se verá esta faceta artística diferente de Weiwei: la fotografía, ya que en los últimos años se ha centrado en la arquitectura y la performance como forma de expresion. En esos años utilizó su cámara para documentar su vida y el contexto en que vivía; un documento de otro Nueva York en el que daba sus primero pasos como artista conceptual. Las imágenes expuestas, incluidas en el catálogo de la muestra, fueron seleccionadas por el autor de un archivo que contiene más de 10.000 fotografías.