New Documentary Forms en la Tate Modern es una las exposiciones indispensables del año. Abierta hasta marzo de 2012, en ella se cuestiona el papel del documentalismo en la fotografía actual a través del trabajo de cinco fotógrafos: Boris Mikhailov, Mitch Epstein, Guy Tillim y Luc Delahaye. Como en todas las artes, la fotografía busca nuevas formas de relacionarse con su medio y con el espectador; una manera de representar el mundo que nos rodea, eliminando las etiquetas clásicas de reportaje o fotoperiodismo. En esta búsqueda de un nuevo documentalismo destaca el trabajo del francés Luc Delahaye cuyas imágenes de guerra, a pesar del dramatismo de la situación, se centran en la belleza, en el paisaje.