Antes de la década de los sesenta, la práctica de la fotografía artística era limitada al igual que su difusión. Eran escasos los museos estadounidenses o los críticos de arte que coleccionaban fotografía, aunque sí hubo quien lo hizo al principio de los años treinta. Posteriormente, artistas como Andy Warhol o Ed Ruscha comenzaron a usar el soporte fotográfico, fueron ellos la cabeza de esta nueva generación que reclamaban que la imagen pudiera ser contemplada de la misma manera que un cuadro. Es, precisamente, en este momento de reivindicación de la fotografía artística en el que se centra la exposición que inaugura el 23 de mayo en el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) y que se trata de los fondos de fotografía contemporánea de la Colección Telefónica, una de las más importantes de España. Esta muestra, la primera con Rafael Doctor como director del centro, podrá verse hasta el 16 de julio. Fotografía contemporánea en la Colección Telefónica se posiciona como una de las exhibiciones más comprensivas de la fotografía reciente del siglo XX, para ella se ha realizado una selección de obras en las que se aprecian los nuevos usos y técnicas que los artistas han hecho del medio fotográfico en el último medio siglo. Aunque la Colección Telefónica está integrada por más de 100 obras, en la exposición se muestran alrededor de 44 piezas que abarca desde los años 70 hasta principios del siglo XXI.

Así pues, el objetivo de la muestra es presentar los nuevos enfoques de la fotografía, desde las interpretaciones estéticas hasta las documentales; desde imágenes de Andreas Gursky, Thomas Struth o Candida Höffer hasta planteamientos experimentales como pueden ser los de Marina Abramovic, Cindy Sherman o Vik Muniz. Esta exposición ejerce de panorámica para que el público conozca las fases por las que ha pasado la fotografía hasta alcanzar el estatus como expresión artística y ocupar un lugar en museos y centros. Para ello, se abordan distintas temáticas como: la arquitectura y el paisaje, con obras de los Becher y la Escuela de Düsseldorf, obras en la que no hay interacción humana, únicamente escenarios asépticos; los simulacros,, concebidos como la manipulación de las imágenes también ocupan lugar en esta muestra; y, finalmente, el cuerpo y la identidad, donde los artistas analizan el género del retrato y cuestionan cánones como la feminidad.

(Fotografía contemporánea en la Colección Telefónica en CAF, Almería. Desde el 23 de mayo hasta el 16 de julio de 2017)