El Canòdrom Centre d´Art es uno de los pocos centros de la historia que deja de existir sin haber abierto siquiera sus puertas o haber iniciado su programación. Tras meses debatiendo su viabilidad y su emplazamiento, la Generalitat, el Ayuntamiento y el MACBA de Barcelona han acordado que se abra un Centre d’Art Contemporani de Barcelona pero, en vez de estar en el Canòdrom Meridiana como estaba previsto, y donde se había iniciado las obras, se ubicará en la planta baja de la fábrica Fabra i Coats, en el barrio de Sant Andreu. Además, éste no es el único cambio signficativo ya que los presentes en este acuerdo han afirmado que Moritz Küng, elegido por concurso para dirigir el centro, pasaba a ser prescindible y lo más probable es que en breve se le comunicara su cese. Los cambios en torno a est centro se deben principalmente a motivos económicos, así como a la restructuración del mapa cultural catalán que viene sucediendo desde hace meses. El Centre d´Art COntemporani abrirá en verano, contará con 450 metros cuadrados de exposición (ampliables hasta los 2.400 según se vayan adaptando las otras plantas del edificio) y en vez de un director, tendrá un consejo curatorial formado por miembros del MACBA, la Virreina y la Capella que elegirán a comisarios independientes para llevar a cabo unas tres exposiciones al año.