Fundado en el 2000 el NIFFF se ha convertido en una cita anual indispensable para los amantes del cine fantástico, consagrándose gracias al público y crítica que cada año acude a Suiza para disfrutar de un cine diferente. El cine fantástico ha sido el laboratorio estético del septimo arte desde sus orígenes, un concepto que engloba el cine que traspasa los límites de la realidad, sutil o extraordinariamente. Pero el NIFF también presta atención a otro foco de nuevas tendencias: Asia, un continente de gran vitalidad al que se ha dedicado una competición propia que permite descubrir a realizadores desconocidos en Suiza y en Europa. La edición de este año, del 1 al 9 de julio, coincide con la muestra de videoarte del Centro de Arte de Neuchâtel. Además, se incluyen las secciones: Films of the Third Kind y Ultra Movies, y una retrospectiva del desconocido cine “gore”.