Entre Brasil y Galicia este artista se cuenta como uno de los primeros creadores que incluyó la naturaleza en su obra y viceversa. Una estrategia y una forma de concebir el arte que, en el caso de este creador, posee un fuerte carácter conceptual con trabajos efímeros y un talante crítico que quiere llevar al espectador a la reflexión sobre las convenciones, la memoria y el paso del tiempo.

La muestra que acoge ahora el CGAC comisariada por su director Miguel von Hafe Pérez es, como casi todas las obras realizadas por el artista en sus más de cuarenta años de trayectoria, un diálogo permanente con la naturaleza. El ahora ya ha sido y el antes será enfatiza esa idea de lo transitorio que tanto ha trabajado el autor y que se aprecia tanto en las esculturas y las pinturas de esta muestra como, sobre todo, en las instalaciones específicas realizadas para los espacios del museo. Un conjunto bello y poético como pero también sublime, aterrador y contradictorio como la misma naturaleza que lo inspira. Una propuesta sosegada y sutil que se podrá visitar hasta el 10 de febrero.

Imagen: Fernando Casás. Les Diablerets, Suiza, 1983, Proyecto Errante, desde 1969.