“La belleza no está codificada ni clasificada, la belleza está en todas partes, en el orden de un conjunto de cacerolas en la pared blanca de una cocina, así como en un museo”, así establecía Fernand Léger la jerarquía entre las bellas artes y la vida cotidiana, percibiendo el poder estético de la vida moderna, vibrante y colorida, concebido todo esto como un verdadero desafío para los artistas. Así pues, Léger daba testimonio de los cambios que tenían lugar en su ciudad en aquella época, siendo una de las figuras más destacadas del cubismo cuya pintura está asociada a una visión de la humanidad transfigurada por la máquina y la producción en masa. Ahora, con motivo del 40 aniversario del Centro Pompidou, el Centro Pompidou-Metz ofrece una exposición única en homenaje al carácter multidisciplinar de Fernand Léger. Desde el 20 de mayo hasta el 30 de octubre se puede visitar la retrospectiva Fernand Léger. Beauty is everywhere, comisariada por Ariane Coulondre, que presenta a un artista curioso, fascinado por su tiempo y abierto a otras disciplinas a través de más de un centenar de obras importantes del artista y de enlaces que han influido en su vida como la poesía, el cine, la arquitectura, el circo y las artes escénicas.

Del mismo modo, esta retrospectiva ofrece una panorámica sobre cómo el artista reinventó la pintura abriéndose a otras artes, y como consecuencia su relación con creadores como Le Corbusier, Charlotte Perriand, Abel Gance, Marcel L’Herbier, Sergei Eisenstein, Jean Börlin, Darius Milhaud, Arthur Honnegger, Blaise Cendrars o Vladimir Maïakovski. En definitiva, la exposición muestra las diferentes facetas de su trabajo y muestra al hombre que era, el teórico de la pintura, un maestro que formó muchos artistas y artista comprometido con el progreso social y la democratización cultural.

De manera paralela, en Cité Radieuse de Briey se acoge hasta el 24 de septiembre la exposición Le Corbusier y Léger. Polychromatic conversation, una muestra en la que se acoge el pensamiento del arquitecto con el del pintor.

(Fernand Léger. Beauty is everywhere en Centre Pompidou Metz, Metz, Francia. Desde el 20 de mayo hasta el 30 de octubre de 2017)