El artista Federico Solmi ha incendiado la escena artística italiana con su próxima exposición Porno Pope, una muestra que recoge trabajos satíricos como la animación sobre “The Vatic-anal city” en la que muestra a un papa adicto al sexo o las imágenes de gang bang entre Brad Pitt, Angelina Jolie y una serie de complacientes desconocidas. Esta muestra estaba programada originariamente para celebrarse a la vez que la Bienal de Venecia y que su participación en el evento colateral Italians do it better!. Pero su individual no sólo coincidía con estas otras manifestaciones artísticas sino también, con sólo un mes de diferencia y en el mismo espacio expositivo -el centro cultural Mole Vanvitelliana de Ancona-, con un congreso eucarístico al que acudirá el Papa Benedicto XVI. Esta circunstancia, además de la obras de Solmi, ha causado gran revuelo y ha obligado a retrasar a septiembre la exposición del boloñés. Un hecho que no es excepcional en la trayectoria de este artista ya que ya en 2009 se le obligó a descolgar de Arte Fiera su particular visión de la crucifixión de Cristo The Evil Empire. Se suma a esta polémica el revuelo que ha causado en Roma la escultura-retrato de Juan Pablo II, realizada por Oliviero Rainaldi y considerada por la iglesia “demasiado moderna” y “pecaminosa”.