Dentro del evento Miradas de Mujer el Museo Nacional Reina Sofía participa con la primera exposición de la artista holandesa Elly Strik (La Haya, 1961). Se trata de un trabajo muy cercano al mundo simbólico de la mujer desde un concepto mágico. Ya el título nos anuncia lo que vamos a ver: más de ochenta obras, especialmente devoto de un concepto intimista reforzado por el uso del dibujo y la figuración. Novias, brujas, fantasmas y, efectivamente otros compañeros… desde Goya hasta el sueño y el mundo celestial. En la muestra se incluyen alrededor de ochenta obras, algunas de las cuales continúan series abordadas con anterioridad por la artista. La exposición se inicia en una sala dedicada a Goya, cuya obra ha estudiado Strik para la ocasión. Los restantes bloques siguen un recorrido denso y perturbador: Brujas y místicos; Nacimiento y novia; Sala de boda; Freud y Darwin; Rituales y renacimiento; y Sala de los sueños, dedicada al sueño y al mundo celestial. El conjunto de la obra de Strik explora las posibilidades de la metamorfosis y el proceso de la creación artística, enfrentando al espectador con apariciones mutantes cargadas de energía, transformadas en formas, retratos y figuras sobre papel que constituyen una auténtica provocación visual que obliga a reflexionar sobre la condición del hombre actual. En su trabajo, la artista alterna constantemente entre la monumentalidad y el formato íntimo, y utiliza el óleo y lápiz sobre papel, en formatos muy contrastados.
Imagen: Elly Strik. Beaucoup de fleurs, 2003.