Se habla mucho de obras de arte falsas, pero sin embargo la detención de dos falsificadores detenidos en Sevilla ha pasado sin apenas ruido. El fundador de la extinta revista gallega Art-Notes, Carlos Bergantiños, fue detenido junto a su hermano el pasado mes de abril y esta semana se ha dado vía libre a su extradición a los Estados Unidos, donde tuvo una galería de arte, también hoy cerrada, y donde su pareja, la mexicana Glafira Rosales ya ha sido juzgada. Bergantiños, ya olvidado, fue un día un ejemplo en Galicia del empresario de arte que triunfaba en Nueva York y gozaba de la amistad de quienes fueron altos cargos en la administración de Patrimonio y Cultura, algunos de los cuales estuvieron vinculados con el como amigos y facilitadores en las ventas de algunas obras de arte de grandes artistas contemporáneos. No sabemos si tan falsas como las más de 60 obras que vendieron y que son el motivo de su detención e inminente extradición. Tener la memoria débil y la cara dura es uno de los motivos de la larga vida de muchos de los que se dedican a la cultura.