Conocido como el fotógrafo de la tragedia de Nagasaki, de sus supervivientes y de la atrocidad allí acontecida, Shomei Tomatsu ha fallecido a los 82 años a causa de una neumonía.

A pesar de haber estudiado economía, se inicia en la profesión de fotógrafo pronto, trabajando para la editorial Iwanami hasta que en 1959 funda junto a Eiko Hosoe e Ikko Narahara el grupo “Vivo”. En 1945 se hace eco de la tragedia acontecida por la bomba nuclear lanzada sobre Nagasaki donde retrata el dolor de aquellos que sobrevivieron. En 1961 publica un libro Hiroshima-Nagasaki Document 1961 con trabajos suyos y de Ken Domon que revolucionaron al mundo ante el terror plasmado en estos retratos. Algo menos conocidas, son sus instantáneas de Okinawa donde realiza una gran crónica del Japón de posguerra. Su última gran retrospectiva tuvo lugar en 2009, precisamente en el Museo de la Bomba de Nagasaki.

Imagen: Fotografía de Shomei Tomatsu de la serie realizada en Okinawa.