Era una de esas artistas que la historia con mayúsculas reconoce a medias, y su fallecimiento reciente deja un hueco más en los creadores más destacados de Fluxus. La carrera de Shigeko Kubota (1937-2015) destacó sobre todo en la década de los 60 y 70, siendo una figura clave en la formación del movimiento Fluxus, junto a otros tan reconocidos como Georges Maciunas o John Cage, además de ser cercana a artistas como Nam June Paik o George Brecht. En 1963 realiza su primera exposición individual, 1st Love, 2nd Love…, aunque no recibe especial atención por parte de la crítica. Sí será destaca cuando realiza Vagina Painting, en 1965, ya asentada en Nueva York; la pieza se basaba en la artista de cuclillas, colocada encima del papel, en el suelo, y pintando líneas abstractas con pintura roja, a modo de sangre, con el pincel situado en su vagina. La obra era una influencia (y crítica) directa al trabajo de Jackson Pollock y al de Yves Klein.
Kubota es conocida también por su contribución a la expansión del campo audiovisual en el vídeo, siendo decisiva en su posición destaca en la historia del arte. Su trabajo ha explorado la influencia de la tecnología, especialmente la televisión, la memoria personal y las emociones.


Imagen: Shigeko Kubota. Vagina Painting, 1965.