El actor murió este miércoles a los 75 años en Madrid, a causa de un cáncer.
Discípulo de la gran Margarita Xirgu, con la que aprendió en Montevideo donde su familia se exilió por la Guerra Civil. Su debut teatral fue en Uruguay, bajo la dirección de Xirgu, en un montaje de Sueño de una noche de veranode Shakespeare. En 1963 regresó a España y en 1976, protagonizó Curro Jiménez, papel que le dio la fama. Actor polifacético fue un rostro conocido gracias a sus papeles en numerosas series de televisión como Los desastres de la guerra , La huella del crimen o Lobos. Sus últimos trabajos en el cine fueron Balada Triste de Trompeta y Entrelobos, y en teatro Versos bandoleros y Canciones escondidas. A lo largo de su carrera obtuvo numerosos galardones, entre ellos la Medalla de Oro de las Bellas Artes, varios Premio Ondas, Premio ACE de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York.