La fotógrafa norteamericana Lillian Bassman ha fallecido a los 94 años de edad. Bassman fue fotógrafa de moda e introdujo un nuevo canon de belleza al retratar a modelos extremadamente estilizadas en los años 40 y 50, canon que se llevó al extremo en los 90 donde, ya consagrada, se dedicaba a la fotografía artística. Hija de unos inmigrantes judíos rusos creció en el Bronx rodeada de un ambiente bohemio que le apoyó cuando decidió estudiar diseño industrial en la Textile High School. Progresivamente se fue adentrando en el mundo de la moda en el que se hizo un hueco gracias a su gusto, su estilo y su capacidad para crear imágenes potentes y elegantes. Pero a Bassman no sólo le interesó la apariencia sino ´que creía fervientemente en la técnica y llegó a desarrollar su propio proceso de estampación y revelado. Con el tiempo su obra fue reconocida y llegó a ser director artística de importantes revistas.