El director británico falleció el pasado domingo a la edad de 84 años. Decimos así adiós a un director provocador y controvertido. Su drama Mujeres enamoradas (1969), basado en la novela de D. H. Lawrence, fue un escándalo por sus alusiones homoeróticas y censurado en España hasta la llegada de la democracia, pero también le mereció su primer Oscar como director.
Dentro de su filmografía destacan antetodo sus biografías de compositores como Tchaikosvky en La pasión de vivir (1971) y Lisztomanía (1975), esta última un ejemplo de rock sinfónico y de la irreverencia a los cánones de la música clásica. la película de espionaje El cerebro de un millón de dólares (1967), Los demonios (1971) y la adaptación del musical El novio (1971), con Twiggy como protagonista, son otras de sus obras destacadas.