Ha fallecido en Milán, a causa de una enfermedad contra la que combatía desde hace un año y medio, el fotógrafo italiano Gabriele Basilico. Milán fue su ciudad de nacimiento y uno de los primeros lugares que retrató con su cámara este arquitecto de formación. Sus paisajes urbanos, sus instantáneas de zonas industriales y sus vistas de ciudades captadas en los primeros años en un riguroso blanco y negro le otorgaron el reconocimiento internacional y le convirtieron en uno de los fotógrafos documentalistas europeos más importantes. Su intuición para materializar en imágenes las transformaciones del paisaje urbano, para relacionar y fundir el arte de la fotografía con el de la arquitectura, para aprisionar la esencia y la vida de ciudades de todo el globo como Estambul, Nápoles, Hong Kong o Río de Janeiro, para observarlas una y otra vez y aprehender aquellos cambios que las definían a cada momento, para captar sus medidas y sus dimensiones y trasladarlas a las del objetivo… todo ello, así como su legado y los fotógrafos que gracias a su obra concibieron una nueva forma de acercarse a la fotografía, hará que sus obras se mantengan siempre en la memoria de la fotografía urbana y documental.

Imagen: Retrato de Gabriele Basilico.