El artista canadiense Marcel Dzama (1974), representado por la galería Helga de Alvear de Madrid, ha recibido el Premio ARCO Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas por su trabajo Rebellion lay in her way (2011), una maqueta en la que sus habituales personajes circenses en tonos sepia aparecen danzando en el espacio, una apuesta novedosa en su trayectoria dado que, anteriormente, el canadiense no se había aventurado hacia lo tridimensional. Del mismo modo la artista Falke Pisano (1978) en la galería Ellen de Bruijne de Ámsterdam recibió el Premio Heineken CA2M por la serie The Body in Crisis (Distance, Repetition, and Representation), una instalación de vídeo e impresiones en papel, para la que la artista ha ido recopilando en distintos viajes y lugares representaciones del cuerpo humano en situaciones de crisis o presión. Ambos premios son de adquisición y se conceden a artistas presentes en algún stand ARCO con obras valoradas por debajo de los 35.000 euros. Durante la feria también se ha otorgado el VII Premio ARCOmadrid/BEEP de arte electrónico que ha ido para Marcela Armas, artista mexicana que presentó en la galería Arróniz Máquina Stella, escultura dodecaédrica formada por brazos de luz que que reciben distintas cargas eléctricas y que reflexiona sobre el desigual reparto de la riqueza a la vez que innova técnicamente.