El viernes pasado falleció el pintor vasco Bonifacio Alfonso Gómez, conocido como Bonifacio. Tras una adolescencia en la que ejerció todo tipo de trabajos, entre otras cosas fue novillero, en 1957 comienza a ganarse la vida exclusivamente con la pintura. En Cuenca, donde vivió durante 27 años, contactó con Saura, José Guerrero y Zóbel. Próximo al Grupo.