El mercado del arte sigue demostrando que lo que sucede en las subastas dista enormemente de la situación de la economía internacional y es que la subasta que Sotheby´s ha organizado en torno a un lote de arte latinoamericano ha sido un nuevo éxito. Especialmente este evento había suscitado cierta expectación por la pieza Rodajas de sandía (1950)de Rufino Tamayo, proveniente del MoMA y que se vendió por unos diecisiete millones de dólares cuando el museo la había adquirido en su momento por aproximadamente dos. También se subastaron otras piezas del artista, de Carlos Cruz-Diez y de Fernando Botero entre otros.