Durante los meses de verano, tiempo de vacaciones y playa, la cultura es tan imprescindible como el bronceado. Con calma y buen humor podremos disfrutar más de algunas de las exposiciones que nuestros museos, dispersos por toda España, nos ofrecen; que es mucho y variado. Destacamos algunas citas indispensables. Empezamos con el MACBA, en Barcelona, donde podemos ver una elegante e inteligente muestra comisariada por Frederic Montornés, un clásico, Especies de espacios, revisión del libro de Perec, con obras de artistas que van desde Gerhard Richter a Ignasi Aballí, muchos, diversos e interesantes. En Madrid, el Museo Reina Sofía lo copa todo: Carl André sigue en el Retiro, y en el edificio central reinan las colecciones, con la del Kunstmuseum de Basilea (Fuego Blanco), realmente imprescindible, llena de obras maestras, que no son fáciles de poder volver a ver; y de colecciones va también Coleccionismo y Modernidad, en colaboración con la The Phillips Collection, el papel del coleccionismo en la ruptura de la modernidad a través de las colecciones de Im Obersteg y Rudolf Staechelin.
Pero hay más, mucho más, y para dar sólo unas pinceladas: en Málaga en el Museo Picasso, Louise Bourgeois sigue recordándonos que ella “estuvo en el infierno y regresó” con una muestra que no se debería perder ningún aficionado al arte actual. Y hacia el norte, pasando por ARTIUM en Vitoria podemos descansar viendo Iconocracia. Fotografía Cubana Contemporánea, comisariada por Iván de la Nuez, que hace una lectura diferente y cargada de fuerza de la fotografía desconocida de la Cuba actual. Ya en Bilbao el paso por el Guggenheim lo justifica casi todo con dos de los más grandes del siglo XX: Jeff Koons y su antológica, y la excelente Este es el momento de Jean Michel Basquiat. Y para los que no tienen miedo a salir un poco más lejos, en el CAAM en Canarias, Octavio Zaya nos deja otra gran muestra de comisario, es decir, de tesis, con ideas que justifican a las obras y obras que aclaran las ideas: Lecciones de Historia. Un verano en el que el arte nos obliga a viajar, a mirar y a disfrutar. Además de arte en todas y cada una de estas ciudades hay mucho más, arquitectura, comida, playas, y arte, mucho arte actual, sin salir de España. Buen verano y hasta septiembre.


Imagen: Jeff Koons. Popeye, 2009–2011.