El estudio de arquitectos holandés MVRDV ha generado una enorme polémica con el diseño de uno de sus últimos proyectos, unas torres de lujosos apartamentos para ser construidas en un complejo residencial de Seúl. En un primer momento cuando mostraron el diseño fue muy alabado hasta que alguien cayó en la cuenta del parecido formal de los edificios con las torres gemelas en el momento de su explosión a causa de los atentados del 11S. Desde entonces los medios no han parado de escribir críticas y las amenazas e insultos no dejan de llegar a sus oficinas. A pesar de que los arquitectos han escrito un texto de disculpa que han publicado en su facebook, su relación con otros proyectos dudosos -como la reconstrucción de casas para el huracán Katrina que tampoco se llegaron nunca a construir pues simulaban viviendas hundidas en la tierra y elevadas hacia el cielo como si un gran viento les hubiera impactado- ha hecho que las víctimas de los atentados y los medios no hayan tomado muy en serio sus disculpas y en líneas generales se considera a este estudio oportunista e irrespetuoso aunque sin embargo resultan ser también tremendamente mediáticos y publicitados.