Parece que las crisis siempre tienen su lado positivo, esta vez materializado en un premio tan prestigioso como el León de Oro de la Bienal de Arquitectura de Venecia, que ha premiado el pabellón de España comisariado por Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns. Con el título Unfinished, Inacabado, España llega a esta 15ª edición de la bienal con 55 trabajos, 12 propuestas de competición abierta, 11 entrevistas a expertos en arquitectura y 7 series fotográficas sobre proyectos arquitectónicos incompletos por falta de presupuesto.

Ferrán Vizoso, Núria Bordas, Jordi Garriga, David José Hevia. Remodelación iglesia de Corbera d’Ebre.

Ferrán Vizoso, Núria Bordas, Jordi Garriga, David José Hevia. Remodelación iglesia de Corbera d’Ebre.

 

Tanto el jurado, como el comisario de la bienal, el arquitecto chileno Alejandro Aravena, han destacado la capacidad del equipo español por poner sobre la mesa el tema de esta bienal, preocupado por los nuevos retos a los que se enfrenta este sector, desde la falta de espacios, recuerdos como la construcción sostenible. El premio ha sido entregado por el primer ministro italiano Matteo Renzi, quien también ha confirmado la mención a Japón por “la poesía de la compactibilidad de otras formas de vida colectiva en un espacio urbano denso” y a Perú, por contribuir a la preservación de la cultura amazónica. El jurado también ha premiado al estudio paraguayo Gabinete de Arquitectura, formado por Solano Benítez, Gloria Cabral y Solanito Benítez por su capacidad de construir sin abusar de materiales e involucrando a las comunidades marginales. Por último, el arquitecto brasileño Paulo Mendes da Rocha ha sido reconocido por su trayectoria profesional.

Paulo Mendes.

Paulo Mendes.