El trabajo de la artista Monika Sosnowska (Polonia, 1972) investiga sobre el propio espacio de las obras como si de un concepto mental se tratara, jugando con la percepción del espectador y con cómo la pieza va a ser observada. Con estas premisas, el Museo Serralves presenta la primera exposición dedicada a la artista, que además responde al contexto específico del centro. Su concepción de la escultura como materia llena de posibilidades inherentes a sí misma, más que como algo que produce la artista, le ha llevado a crear piezas casi arquitectónicas y muy visuales. Su trabajo se ha comparado muy frecuentemente con otros como Richard Serra y Vladimir Tatlin, con estructuras laberínticas, materiales como armazones de acero, o mobiliario funcional que alude a las historias de las comunidades que los utilizaron. Architectonisation se concibe como una exposición en diálogo con el edificio del propio museo, diseñado por Álvaro Siza. En total siete galerías (las mayores del centro) que invitan a pasear entre las piezas y disfrutarlas en primera persona, siendo la experiencia espacial de las mismas de máximo interés. Sosnowska trabaja el lenguaje de la arquitectura como una forma expresiva, y sus obras pudieron verse en grandes muestras como la 50 edición de la Bienal de Venecia, comisarada por Francesco Bonami; destacada es también su individual en el MoMA de Nueva York en 2006, en la que utilizó el espacio existente para crear una escultura a partir de formas geométricas. (Architectonisation, Museo Serralves, Oporto. Del 20 de febrero al 31 de mayo de 2015).


Imagen: Monika Sosnowska. Market (detalle), 2013. Instalación en el Pérez Art Museum de Miami.