El cuerpo que me lleva es el sugerente título de la exposición que el brasileño Ernesto Neto inaugura el 14 de febrero en el museo Guggenheim de Bilbao. Una serie de instalaciones en su línea habitual que ocupa todo el atrio del museo en la primera exposición de un artista latinoamericano en el Guggenheim. La obra se inspira en el mito de Leviatán y se compone de un gran cuerpo y sus brazos alargados que colgando del techo parece abarcar todo el espacio y con el a los visitantes futuros. La espectacularidad de las instalaciones de Ernesto Neto y la atracción que surten en el público es una constante de este artista, hijo de la tradición brasileña del arte participativo, tan lejana de lo habitual en Europa. Las obras de Neto son extremadamente sensoriales, abiertas para cualquier público que queda seducido en su presencia, abducido por su esplendor, y penetra en sus piezas con absoluta libertad y ligereza. Una oportunidad única de asistir a uno de los más bellos espectáculos del arte actual.(Museo Guggenheim, Bilbao, a partir del 14 de febrero).
Imagen: Ernesto Neto.Tambor, 2010. Cortesía Museo Guggenheim de Bilbao.