Impulsar el desarrollo futuro y la experimentación del trabajo de un artista es el objetivo del Premio de arte contemporáneo James Dicke del Museo de arte americano Smithsonian. La ganadora de este año es la nigeriana de 32 años Njideka Akunyili Crosby, que obtiene 25.000 dólares. De su trabajo han valorado las cuestiones culturales que vinculan a su patria “de adopción”, Estados Unidos, y su lugar de origen, Nigeria, con obras a base de pintura y fotografía que se entremezcla y muestra los retos que la artista ha vivido entre estos dos mundos tan distintos. La artista ha creado un lenguaje visual sofisticado que rinde homenaje a la historia de la pintura occidental, además de incluir referencias a las tradiciones culturales africanas. Las piezas de Akunyili representan experiencias personales pero son capaces de trascender esta individualidad en pos de un diálogo común sobre problemas sociales y políticos con un tono mordaz. El Premio de arte contemporáneo James Dicke que concede el Museo Smithsonian se ha celebrado en 11 ediciones desde 2001, galardonando a artistas como Rirkrit Tiravanija en 2003, Pierre Huyghe en 2010, y más recientemente a Kathy Butterly en 2012.


Imagen: Njideka Akunyili Crosby. Nwantinti, 2012.