Hace casi dos años, la comisaria Tania Pardo invitó a 12 comisarios españoles a que propusieran una exposición a partir del trabajo del colectivo de fotógrafos NOPHOTO. El proyecto retomaba la idea de museo portátil de Marcel Duchamp y el único requisito que se pedía es que tenía que poder contenerse en una caja con un determinado formato. Su resultado puede verse en la Sala La Fragua de Tabacalera de Madrid desde el 19 de julio hasta el próximo 7 de septiembre. Una exposición que contiene 13 exposiciones que se presentan siempre en el mismo formato y en la que se tratan desde asuntos que toman la práctica fotográfica como excusa, en la selección que hizo Pablo Flórez a partir del desenfoque o la de Sergio Rubira que partía del error y rescataba imágenes desechadas, hasta las que se vinculan a la actualidad y el contexto como la de Rosa Olivares sobre la crisis o la de Rafael Doctor sobre Madrid. También hay espacio para la reflexión sobre el arte, en la que Manuel Segade dedica al artista Félix González Torres, y la de Martí Manen, Cuadros de una exposición, o tienen un carácter más íntimo, como la de Manuela Villa, titulada Placer, y la de Eva González-Sancho, con su Pérdida. Las primeras cajas se mostraron en Centro Centro y en La Casa Encendida de Madrid. Retando a la suerte se cierra ahora con la incorporación de las cajas de Estrella de Diego y Horacio Fernández, pero como su propio título indica, este reto puede suponer el comienzo de colaboraciones y la creación de redes a partir de los encuentros que ha provocado Tania Pardo. (Sala La Fragua de Tabacalera, Madrid. NOPHOTO. Retando a la suerte. Del 19 de julio al 7 de septiembre).

Imagen: Marta Soul. Familia numerosa (detalle), 2010.