La muestra Viñetas en el frente reúne estos días en el Museo Picasso de Málaga más de 110 obras de Picasso y otros creadores coetáneos que decidieron expresar su antibelicismo mediante sus trabajos. De hecho la muestra incluye las planchas y las imágenes que realizó el malagueño en 1936 bajo el título Sueño y mentira de Franco en las que interpretaba con imágenes el levantamiento militar y con las que quiso recudar fondos para la causa republicana. La exposición recoge además un conjunto de obras de artistas que, ante la tragedia, compartieron recursos, temas y objetivos. Autores como Toño Salazar, John Heartfield, las Josep Renau y Mauricio Amster, Luis Bagaria y George Grosz. Sin embargo el carácter político de esta muestra ha molestado a los herederos del artista a pesar de que el proyecto se expuso y se aprobó, según confirman las actas, en diversas reuniones como la que tuvo lugar con el Patronato (13 de diciembre de 2010); con el Consejo Ejecutivo (4 de febrero de 2011, 8 de abril y el 27 mayo) y con el Comité de Programación y Conservación, (2 de marzo de 2011).