El paisaje ha sido una de las muchas fuentes de inspiración para los artistas a lo largo de la historia. Precisamente esa atracción por el entorno, es el punto de partida de la exposición Painting the Modern Garden: Monet to Matisse en la Royal Academy of Arts. Un recorrido desde 1890 hasta los años veinte, recopilando obras y aportaciones de artistas tan importantes como Monet, Pissarro o Picasso entre otros.

Wassily Kandinsky. Murnau Garden.

Este viaje por el paisaje se inicia con Claude Monet y su pasión por la botánica en el espectacular tríptico Nenúfares (1916-1919), uno de los mejores ejemplos de “paisaje refugio” en plena modificación de la vida en la ciudad, del impacto de la industrialización y los tambores de guerra en Europa a principios del siglo XX. La búsqueda de la humanidad en el jardín, en los ramos de flores y espacios verdes, que otros, artistas presentes en la exposición, como Renoir, Picasso, Cezanne, Pissarro, Manet, Sargent, Kandinsky, Van Gogh, Matisse o Klimt, tambien usaron.

La muestra ha seleccionado 35 pinturas de Monet y otras 120 piezas que explican su obra y biografía a través de su interés por las plantas y flores. Además del tríptico Nenúfares, las otras dos obras protagonistas, expecíficamente traídas para la exposición, son: Monet Painting in His Garden at Argenteuil, pintado por Renoir y Murnau The Garden II, de Kandinsky.

(Painting the Modern Garden: Monet to Matisse. Royal Academy of Arts. Desde el 30 de enero hasta el 20 de abril de 2016)