Tras el éxito de la exposición que abordaba la figura de Robert Capa, llegan dos nuevas exposiciones al Circulo de Bellas Artes de Madrid. Esta vez el espectador podrá conocer de cerca la obra de los pintores Emerik Bernard y Francis Bacon. La primera muestra en inaugurar será la de Emerik Bernard. La contemporaneidad de una pintura, que permanecerá abierta desde el 2 de febrero hasta el 2 de abril en la Sala Picasso. La exposición, comisariada por Andrej Medved, acogerá el trabajo de uno de los pintores más destacados del arte esloveno en la segunda mitad del siglo XX. Desde los inicios su pintura ha estado ligada con los principios del denominado Alto Modernismo, sus creaciones están principalmente basadas en una dualidad, en la que destacan la organización del espacio según las leyes renacentistas de la perspectiva y la realidad externa visible en el fondo oscuro de sus obras. Bernard utiliza habitualmente recursos geométricos y las manchas de colores que recubren la tela según la lógica modernista, así pues los distintos planos cromáticos resaltan el carácter bidimensional del cuadro en cuestión. El artista acude a los paisajes de Eslovenia, su país natal, para plasmarlos en su trabajo y hacer gala de la concepción de la pintura como una realización de la alegría de vivir.

En 2016 se inauguró en el Museo Guggenheim la exposición con 50 de las obras más importantes de Francis Bacon. Ahora, para todos aquellos que no pudieran ir a Bilbao y se hayan quedado con las ganas de conocer más al pintor, el CBA acoge Bacon. La cuestión del dibujo desde el 13 de febrero al 21 de mayo. Esta muestra, comisariada por Fernando Castro, es especial puesto que durante muchos tiempo se sostuvo que Bacon no realizó dibujos en su producción y que incluso él mismo afirmó en distintas ocasiones, pero desde su muerte en 1992 se han encontrado una importante colección de dibujos del irlandés. En la exposición se recoge una selección de dibujos, pasteles y collage que Francis Bacon regaló entre 1977 y 1992 al propietario de la colección, Cristiano Lovatelli Ravarino. La exhibición se divide en cuatro tipologías diferenciadas: papas, crucifixiones, retratos y figuras sentadas. En dichos dibujos se abordan igualmente los temas recurrentes de Bacon y, además, en la técnica utilizada (deformaciones, simplicidad de las composiciones, la atmósfera característica) se constata la influencia de la pintura más temprana del irlandés.

(Emerik Bernard. La contemporaneidad de una pintura en CBA, Madrid. Desde el 2 de febrero hasta el 2 de abril de 2017)

(Bacon. La cuestión del dibujo en CBA, Madrid. Desde el 13 de febrero hasta el 21 de mayo de 2017)