Al revelarse el espacio bajo la proa de los barcos exploradores, el hombre toma conciencia del mundo en el que vive. Empieza a desarrollar otro tipo de relación con el entorno y a orientar su mirada hacia horizontes más lejanos, creciendo el mapa de la tierra conocida. Siguiendo los pasos de Cristóbal Colon, Fiona Tan (1966) toma el Monasterio de la Cartuja de Sevilla, como su Punto de partida. A través de tres vídeo-instalaciones, A Lapse of Memory, News from the near future y Thin Cities, la artista ofrece una reflexión sobre el viaje y la memoria, en la que el mapamundi se presenta como un despliegue visual de experiencias vividas y destinos existenciales. El desplazamiento en el tiempo y en el espacio se convierte en un modo de percibir y estructurar la realidad, desde el patrimonio y la identidad cultural hasta la existencia misma del “otro” y de “lo ajeno”. Las obras más recientes de Fiona Tan, entre las que se encuentra la esperada Seven, indagan en el desarrollo del ser humano como explorador a la búsqueda de respuestas y significados. El mundo le rodea de inquietudes y argumentos insatisfactorios que marcan su camino como ser sensible, así como su mirada hacia el futuro. La exposición, coproducida por Koldo Mitxelena Kulturunea y Museum für Gegenwartskunst Siegen, estará hasta el 24 de junio en Sevilla.