A finales de 1963 el escritor Marcel Broodthaers (1924-1976) decidió convertirse en artista visual, sin perder un ápice de su interés por la poesía y el lenguaje, convirtiendo sus sistemas de significado en componentes integrales de su arte. Manteniendo una distancia sobre el sistema del arte, Broodthaers desarrolló cuestiones fundamentales sobre el arte, su medio, cómo se define en su contexto y su representación en el museo. Sus obras han resistido a la clasificación histórica y su obra continúa siendo una de las críticas más actuales a las estrategias de comercialización del arte. A propósito del 60 aniversario de documenta, Fridericianum presenta la mayor retrospectiva sobre Broodthaers; se trata de una muestra que recoge desde las primeras obras como esculturas, films, proyecciones, impresiones y dibujos, como Le Corbeau et le Renard (1967–72), la Sección de Publicidad del Museo de Arte Moderno del Département des Aigles (1972), Éloge du sujet (1974), Dites partout que je l´ai dit (1974), Jardin d´Hiver II (1974), L´Entrée de l´Exposition (1974), Salle Blanche (1975), y DÉCOR, A Conquest by Marcel Broodthaers (1975); entre otras. El artista belga se presenta de largo y vuelve sobre una de sus máximas, “la ficción nos permite captar la realidad y al mismo tiempo lo que está velado por la realidad”; una exposición para leer el presente con la clave más crítica. (Marcel Broodthers, Fridericianum, Kassel. Del 17 de julio al 11 de octubre de 2015).


Imagen: Marcel Broodthaers. Éloge du sujet, 1974.