El próximo 23 de septiembre el Stedelijk Museum de Ámsterdam inaugurará un nuevo edificio y presentará su programación para el año 2013, así como la reubicación que ha hecho de sus fondos y colecciones formados por más de 90.000 piezas entre las que hay pinturas, esculturas, dibujos, fotografías, piezas de diseño y mucho más. Hasta llegar a esta apertura el Stedelijk ha tenido que pasar por un lento y costoso proceso de renovación y es que, desde su cierre “temporal”, han transcurrido casi cuatro años en los que han surgido todo tipo de problemas y complicaciones. Sin embargo, bien está lo que bien acaba y la directora del centro Ann Goldstein, así como su Patronato han insistido en que la fecha del 23 es inamovible. Para aquellos que acudan a esta cita lo que verán será el edificio original del museo, abierto en 1874, completamente restaurado y reservado para el display de la colección comprendida desde mediados del XIX hasta mediados del XX y dispuesta por temas como “la ciudad”, “el paisaje” o “alrededor de 1913” lo largo de los dos pisos del antiguo edificio y de sus doce galerías. En cuanto al nuevo edificio, una creación de Benthem Crouwel, se destinará a diversas actividades y muestras temporales. Entre otras cosas, la ampliación del Stedelijk permitirá mostrar al público por primera vez piezas y colecciones inéditas como, por ejemplo, la de diseño industrial. En cuanto a la programación expositiva hará énfasis en las retrospectivas de grandes creadores y las nuevas tendencias, y cabe destacar la monográfica que se dedicará a la memoria del creador recientemente fallecido Mike Kelley.