Los cambios en la historia occidental que se han producido en el paso del siglo XX al XXI han dejado marcas profundas en la configuración del mundo, tal y como Sigalit Landau (Jerusalén, 1969) intenta mostrar en sus esculturas. Lo performativo de sus piezas, que cuestionan los símbolos y las narraciones culturales del mundo actual, son algunos de los aspectos que podemos ver en la exposición La danza fenicia de la arena en MACBA, Barcelona. Se trata de una propuesta muy especial, que reinicia el uso de la Capella MACBA como espacio singular para el arte contemporáneo. Desde la caída del muro de Berlín al desmembramiento de la Unión Soviética o la destrucción de las Torres Gemelas en 2001, las imágenes han dominado la escena política, en un mundo orientado por estas. Todo esto aborda el trabajo de Landau, que es una de las artistas israelíes más internacionales. Su obra estuvo presente en el Pabellón de Israel en la 54ª edición de la Bienal de Venecia en 2011 y ha expuesto en museos como MoMA en Nueva York, y en el Reina Sofía en 2005 fue parte de la colectiva Cárcel de amor: relatos culturales sobre la violencia de género. (La danza fenicia de la arena, Capella MACBA, Barcelona. Del 21 de noviembre de 2014 al 15 de febrero de 2015).


Imagen: Sigalit Landau. Salted Lake, 2011.