En 2009 un grupo de artistas, comisarios y gestores culturales se reúnen y se plantean el modo de generar nuevas formas de creación, producción y exhibición ajenas y/o accesibles para todos aquellos que no pertenecen al mainstream del sector por diferentes motivos (falta de trayectoria, juventud, posicionamiento, etc.). A esta circunstancia se sumó la búsqueda de Matadero Madrid de colectivos y artistas que quisieran participan y utilizar el espacio expositivo de forma diferente a lo habitual cumpliendo así, en parte, con los objetivos que dieron lugar a este centro.

Con esta unión surge El ranchito y, dos años de trabajo después, Matadero Madrid abre sus puertas para que todo el mundo pueda conocer este proyecto en el que un equipo de trabajo ha instalado sus obras que, a diferencia de las que se ven en museos y galerías, se han desarrollado mediante un trabajo en red y el proceso creativo ha fomentado, ante todo, la cooperación y el intercambio de ideas, medios y procesos de producción. Además del resultado de esta aventura los integrantes de este proyecto han ideado talleres y actividades para todos aquellos que quieran participar del Ranchito de modo que la comunidad y el colectivo artístico se comuniquen y enriquezcan mutuamente. Entre otros pueden verse las aportaciones al proyecto de André Komatsu, El Gato con Moscas con Arquitectura Expandida, Enrique Radigales, Guillermo Mora, Husos, Puctum con Bineural Monokultur, Sally y Gabriela Gutiérrez Dewar, Tercerunquinto, Todo por la Praxis, Walking Theory, Zira02 y Zoohaus. Hasta el 29 de abril.