En 2008 el que era Diputado General de Vizcaya por el PNV, José Luis Bilbao, presentaba un proyecto para la ampliación y construcción de un nuevo Guggenheim en la reserva de Urdaibai, en las colonias de Sukarrieta. La idea era aprovechar el tirón de un fenómeno, el del Guggenheim, que le ha propiciado al País Vasco millones de euros y que, con su ampliación, podría prolongar esta circunstancia y ayudar a reflotar de nuevo la economía que por aquel entonces se empezaba a anunciar en crisis. Sin embargo el nuevo gobierno paralizó el proyecto aludiendo a la protección y la declaración de las colonias como conjunto monumental ya que era inviable invertir los 100 millones de euros que se habían presupuestado para el proyecto. De este modo se acudió al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que acaba de fallar en contra de la edificación de un nuevo Guggenheim en la ubicación propuesta y ha ratificado la decisión de convertir en conjunto monumental las colonias de Sukarrieta. Se ha alegado la prioridad de preservar un conjunto ya existente y de gran valor, con las colonias de estilo neovasco del arquitecto Ricardo Bastida, frente a primar un proyecto sin realizar y que se ha demostrado discontinuo y sometido a demasiadas fluctuaciones. De este modo parece que la realización de un nuevo Guggenheim cada vez está más lejos.