El retrato ha sido un tema recurrente e inherente a la fotografía desde sus inicios: retratos de estudio, de calle, de comunidades, retratos familiares, autorretratos… Todos ellos sirven para reflejar a través de la cámara un aspecto concreto de la personalidad, las obsesiones, la realidad de ciertos lugares, la sensualidad, y un sin fin de características que hacen de la fotografía una herramienta fundamental para la sociedad. En torno a ello gira la nueva exposición que la Fundación Mapfre inaugura el 22 de junio en la Sala Recoletos de Madrid, bajo el título Retratos. Colecciones Fundación Mapfre, que está comisariada por Carlos Gollonet y podrá verse hasta el 3 de septiembre. Para la muestra se ha realizado una selección de artistas que configurarán una semblaza del retrato en la fotografía del siglo XX: Robert Adams, Diane Arbus, Harry Callahan, Joan Colom, Dayanita Singh, Walker Evans, Lee Friedlander, Alberto García-Alix, Cristina García Rodero, Emmet Gowin, John Gutmann, Jitka Hanzlová, Graciela Iturbide, Richard Learoyd, Helen Levitt, Anna Malagrida,  Fernando Maquieira, Lisette Model, Robert Frank, Fazal Sheikh, Paul Strand y Garry Winogrand.

La exposición está organizada en tres secciones: CiudadesComunidadesArtistas y modelos. A través de estos tres módulos se realiza un viaje en el tiempo y en el espacio de manera que se reconocen influencias y paralelismos entre artistas; así pues, se va desde la Mujer ciega que capturó Paul Strand en 1916, una imagen icónica en su producción y que influyó a numerosos artistas posteriormente, hasta los retratos de Agnés que Richard Learoyd hizo en 2013, obtenidos mediante una cámara oscura y que hace patente la herencia del pasado fruto de la experimentación de los artistas de hoy. La primera sección corresponde a Ciudades, mostrando la calle como escenario principal, donde se desarrolla el teatro de la vida, con actos cotidianos que tiene como protagonistas a personas anónimas y que son captadas por la óptica de un observador y que documenta después esa escenificación. Una de las máximas exponentes del retrato callejero es Helen Levitt, escogiendo momentos luminosos, espontáneos y naturales; a ella le siguen otros nombres como Joan Colom, con la intimidad desvelada de las calles del Raval; o Garry Winograd y sus imágenes complejas en medio de la multitud excéntrica de Nueva York. Ellos se interesaban por las fotografías en las que la participación del retratado era pasiva y no intervenían en ningún momento en el proceso de creación o no eran conscientes de que estaban siendo captados por la cámara. Pero también se muestra el otro lado, los retratos pactados que puso de moda Lisette Model y a la que siguieron otros como Diane Arbus o Alberto García-Alix.

Por su parte, Comunidades comienza con Paul Strand, ya que parte de su obra ejemplifica de manera precisa el concepto de la fotografía de comunidad, configurado a través de su gente y de los elementos identificadores de su cultura. Los artistas que aparecen en este apartado poseen una gran capacidad para expresar una sensación genuina de lugares, personas y cosas en los retratos colectivos. En las obras que se acogen se aprecia un compromiso social que se cristaliza a través del respeto y la colaboración con los retratados, quienes a través de una actitud ante la cámara, una mueca, un gesto, una cicatriz o una mirada cuentan su vida sin necesidad de pronunciar palabra. Por último, en Artistas y modelos se muestran las fotografías realizadas en estudios o espacios interiores y que denotan un menor interés por los problemas sociales y políticos del momento. Los artistas que están presentes en esta sección comparten una serie de temas comunes: la identidad, la soledad, la memoria, la calma y la belleza. Es también en este apartado donde se incluye una selección de autorretratos y que muestra al sujeto en su dualidad como autor y modelo. Para completar Artistas y modelos se muestra una serie de retratos de las mujeres de algunos de los autores y que convierte a la exposición en una reflexión sobre el amor y el paso del tiempo.

(Retratos. Colecciones Fundación Mapfre en Fundación Mapfre, Sala Recoletos de Madrid. Desde el 22 de junio hasta el 3 de septiembre de 2017)