En el marco de Con-Fío en Galicia, una muestra en la que otorgar a Galicia el peso textil que merece, se expone Quehaceres y equilibrio de la murciana Sonia Navarro hasta el 21 de agosto en las Torres Hejduk de la Cidade da Cultura. La artista propone un enfrentamiento de contrarios y la reivindicación del papel de la mujer en el entorno familiar y artístico. Lo hace a través de la desnudez de doce jaulas, que simbolizan el deseo de la libertad. Ha elegido estructuras esquemáticas, llamadas vestidos-jaula por la propia artista, que imitan la figura femenina y que aparecen distorsionadas como el cuerpo humano fragmentado, sin brazos y cuellos alargados. Estas formas sirven como metáfora de las normas y las constricciones sociales a las que muchas mujeres están sometidas en cuanto a las labores domésticas diarias. Sonia Navarro utiliza la costura como resistencia, ya que tanto este oficio como el de tejedora, hilandera o calcetadora eran las labores tradicionales en la sociedad agraria de antaño.

Doce estructuras son las que pueden visitarse en la torre transparente. Aquí desviste las jaulas, para alejarlas de cualquier elemento frívolo y concebir el silencio como deseo de libertad. En la torre opaca ha situado una única figura, vestida con técnicas artesanales empleadas en la indumentaria tradicional gallega. Sonia Navarro pretende reflexionar con esta exposición sobre los estereotipos que todavía persiguen a la mujer y que frenan el avance hacia la igualdad.

(Quehaceres y equilibrio, Cidade da Cultura, Galicia. Del 2 de junio al 21 de agosto de 2016)