Como ya anunciamos hace unas semanas, la institución segoviana se ha visto obligada a cerrar temporalmente sus puertas, a causa de los recortes presupuestarios. Sin embargo, ha decidido enfrentarse a esta situación, con la elaboración de una campaña para solicitar ayuda a empresas y particulares. El proyecto pretende evitar el cierre del complejo entre septiembre y diciembre y el cese temporal de los servicios educativo y de investigación y propone cuatro modalidades para convertirse en “Amigo del Museo”: colaborador, familia amiga, benefactor y miembro de honor. Según la categoría, la aportación mínima oscila entre los 50 y 300 euros anuales e incluye como contraprestación la entrada gratuita al Museo, descuentos en otros museos de titularidad pública y descuentos en el precio de los catálogos, cursos, conferencias y actividades del centro, entre otras. El museo, a parte de exponer de manera permanente la colección donada por el pintor Esteban Vicente, acoge exposiciones de una variedad de artistas y movimientos, así como dispone de una biblioteca especializada en arte contemporáneo, una capilla auditorio, un jardín y una ubicación en el corazón del casco antiguo de la capital segoviana. El Museo, que lleva casi quince años de vida dedicados a la figura del artista Esteban Vicente, acude a la sociedad civil para sobrevivir e impedir el cierre temporal.

Imagen: Esteban Vicente. Kalani Hawaii, 1969.