A partir del 19 de julio, y hasta el 22 de octubre, se expone la obra de Giorgio de Chirico en CaixaForum Barcelona. Una exposición que recorre las principales fases creativas que atravesó el italiano y en la que se puede observar la constante investigación de la idea artística centrada en la búsqueda incesante del plano iconográfico y simbólico que posibilitara la creación de una continuidad tradicional artística italiana en el arte. La obra de este artista siempre se caracterizó por la investigación en distintos planos: en 1910 comenzó su periodo metafísico inicial y en el que produjo su trabajo más reconocido por mostrar la transformación del arte clásico a través de sus plazas renacentistas; en 1920 y 1930 se centró en temas iconográficos; a partir de 1940 puso su ojo en las técnicas sobre la pintura de los grandes maestros; y fue ya entre 1968 y 1976 cuando atravesó su periodo neometafísico. Cerrando de esta manera una producción circular. Giorgio de Chirico ha ejercido una gran influencia en el movimiento surrealistas y en numerosos artistas o escritores de la primera mitad del siglo XX.

En la exposición que podrá visitarse en Barcelona se incluyen también algunas de las escasas esculturas que De Chirico realizó a partir de los años 40. El artista utilizaba el soporte escultórico para dar forma a sus invenciones metafísicas e inmortalidad al relato mitológico. “Si una escultura es dura, no es una escultura. Una escultura tiene que ser suave y cálida; como tal, no solo tendrá toda la suavidad de la pintura, sino también todo su colorido. Una escultura bella siempre es pictórica”, así hablaba el italiano de sus obras en este formato. Una de sus piezas más conocidas, El arqueólogo, que hizo en 1968 también estará expuesto, convirtiéndose en el punto de referencia central de la propuesta. La muestra, bajo el título El mundo de Giorgio de Chirico, sueño o realidad, en definitiva acoge las arquitecturas y plazas, los maniquíes humanizados, personajes mitológicos, naturalezas muertas y los objetos descontextualizados que evocan atmósferas de suspensa que han sido tan importantes en toda la producción del artista y que muestra la evolución de su trabajo.

(El mundo de Giorgio de Chirico, sueño o realidad en CaixaForum Barcelona. Desde el 19 de julio hasta el 22 de octubre de 2017)