Los premios más importantes del cine español ya tienen nombres propios. Como cada año, dos meses antes de la gran gala de los Goya, se han dado a conocer los nombres de los nominados, y ahora es tiempo de quinielas. Si nos atenemos a los números, la película de Bayona, Un monstruo viene a verme, es la favorita con 12 nominaciones. Tras arrasar en taquilla, la película basada en el libro de Patrick Ness, se posiciona como el “monstruo” de los Goya, destacando su nominación a Mejor Película, Mejor Director o a Mejor Guión Adaptado entre otras. El podio de las nominaciones lo complementa la película de Alberto Rodrigez, El hombre de las mil caras, con 11 nominaciones y Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, presente en otros 11 galardones.

Como en todos los premios que se otorgan en el mundo del cine a lo largo del mundo, son los premios a Mejor Película, Mejor Director y los premios a Mejor Actor y Actriz los que la gente espera con más expectación, son, los que colman las portadas del día después. El hombre de las mil caras, Julieta, Que dios nos perdone, Tarde para la ira y Un monstruo viene a verme son las nominadas a Mejor Película. Como todos los años, cabe esperar alguna sorpresa.

Este año los nominados a Mejor Director reúnen a algunos de los directores con mayor renombre de nuestro cine. A la figura del prolifero Bayona se suma una nueva candidatura de Pedro Almodovar, que desde 2011 no era nominado por la Academia. Sus rivales, Alberto Rodríguez y Sergio Sorogoyen. La “batalla” por levantar el premio a Mejor Actriz también cuenta con unas candidatas de peso, Penelope Cruz, Carmen Machi, Emma Suarez y Bárbara Lennie son las que se han postulado para alzar la estatuilla. En cuanto a los candidatos a llevar a casa el retrato escultórico del pintor, han sido nominados Eduard Fernández, Roberto Álamo, Antonio de la Torre y Luis Callejo.

Tras toda la polémica que ha rodeado a la película de Trueba, La Reina de España, hundida en taquilla, ha sido nominada a cinco categorías, por delante, otra película no exenta de algo de polémica, 1898: Los últimos de Filipinas (9 nominaciones), Que dios nos perdone (6 nominaciones) y Julieta (7 nominaciones), el regreso de Almodovar al cine. Una de las curiosidades que suelen darse en los premios de la industria del cine son la nominaciones de películas que, por sus fechas de estreno, son nominadas un año después de su estreno. Un ejemplo de esta curiosidad es la nominación de El hijo de Saúl a Mejor Película Europea, que ya se alzó con el Oscar a Mejor Película Extranjera.

Ahora toca esperar a que en el mes de febrero tenga lugar la 31º edición de los premios Goya para saber quienes resultaran vencedores. Y tú, ¿tienes tu favorita?