El Museo Guggenheim Bilbao presenta otra de sus grandes apuestas para el verano: la exposición Jean-Michel Basquiat: Ahora es el momento, una muestra que reúne un centenar de obras clave del artista americano, estructuradas en torno a los temas que le inspiraron a lo largo de su carrera. Su prolífico trabajo y su intensa producción se vieron truncadas con su muerte prematura a los 27 años. El trabajo de Basquiat (1960-1988) está dominado por sus orígenes como grafitero, así como por cuestiones raciales, identitarias e históricas, que él mostraba en pinturas de gran formato. También destaca el papel que juegan el lenguaje y los símbolos de la calle en su trabajo, junto a imágenes que rinden tributo al hombre negro como rey y como santo. Para Basquiat fueron decisivas también las influencias musicales del jazz, el rap o el punk, y la cultura visual que no distinguía de alta y baja cultura, así como el cómic o el dibujo naif. Sus piezas revolucionaron el mundo del arte de Nueva York a comienzos de los años ochenta.

La exposición que se presenta ahora en el Museo Guggenheim Bilbao incluye unas cien pinturas de gran formato y dibujos de colecciones particulares de Estados Unidos y Europa. No faltan obras con SAMO© (frase que alude a “Same old shit”, es decir, la misma mierda de siempre), y que sería un pseudónimo utilizado por Basquiat desde sus años de grafiti. Su fama creció rápidamente desde los inicios de los ochenta, cuando entabla amistad con Andy Warhol, y su popularidad le llevó a compartir ideas con celebridades como David Bowie o Madonna. Su prematura muerte dejó, sin embargo, una amplia producción y obra que ahora podemos disfrutar en su mejor muestra en España. (Jean-Michel Basquiat: Ahora es el momento, Museo Guggenheim Bilbao. Del 3 de julio al 1 de noviembre de 2015).


Imagen: Jean-Michel Basquiat. Dustheads, 1982.