El Museum of Modern Art de Nueva York no ceja en su empeño de mantener su estatus de estandarte expositivo internacional y por ello acaba de presentar una nueva instalación de sus fondos de los últimos treinta años. Para ello ha dispuesto, por orden cronológico, obras de todos sus departamentos con salas monográficas dedicadas a autores concretos o temas relevantes para entender el recorrido y la evolución del arte de las últimas décadas. Para completar esta nueva visión el museo se ha hecho con adquisiciones que no había mostrado hasta ahora o que han sido recientemente incorporadas al centro. Entre otras, exhibe piezas de Rirkrit Tiravanija, Senga Nengudi, Albert Oehlen, Martin Wong, Huma Bhabha, George Condo o Andrea Zittel con lo que se demuestra, una vez más, dispuesto a adquirir lo que sea necesario siempre y cuando contribuya al despliegue de sus ideas y sus fondos.