El Museo neoyorquino ha adquirido el vídeo A Fire on my Belly después de que fuese retirado de la exposición de la Smithsonian’s National Portrait Gallery Hide/Seek: Difference and Desire in American Portraiture ante las quejas de las instituciones eclesiásticas y los políticos republicanos.