La ley de Estabilidad Presupuestaria establece que para otorgar subvenciones nominativas es obligatorio un informe de Hacienda que certifique que, la administración mayoritaria que gestiona la entidad en cuestión, esté al día en sus pagos con el Gobierno Central. Como este no es el caso de la Generalitat de Catalunya, que gestiona al MACBA, el Gobierno Central no hará entrega de los 1,6 millones de euros de subvenciones con los que contaba el centro y que, como tal, había reflejado en sus presupuestos. Del mismo modo, y por también por motivos de déficit, el IVAM también se quedarán sin 250.000 euros que debía abonarles la secretaría de Estado de Cultura.

Bartomeu Marí, director del MACBA, asegura que el presupuesto ideal para que funcione el centro es de diez millones de euros y que con un recorte del 40% y esta nueva pérdida de fondos, habrá que esforzarse aún más para poder seguir adelante.

Imagen: Vista del interior del MACBA, Barcelona.