El próximo 1 de enero estaba prevista la súbida del 7 al 10 % del IVA en las entradas de cine en el país galo, pero parece que dado el contexto actual y la fuerte caída de la venta durante este año, debido en parte a la súbida del 5,5% al 7% que afectó a los espectaculos culturales, puede abandonarse esta medida.
Según Les Echos, el IVA, incluso podría bajar al 5% (el denominado súper-reducido) lo que supondría un gran éxito por parte de la industria cinematográfica francesa que registró un descenso de los ingresos de taquilla de más de 10%. Asimismo otros sectores relacionados con la industria del cine siguen defendiendo su caso ante el ejecutivo.