En 1991 el BOE anunciaba la creación del Instituto Cervantes, un organismo dedicado a la promoción y la enseñanza de la lengua española y la difusión de la cultura española e hispanoamericana. Desde su aparición hace 20 años el Cervantes ha ido creciendo y hoy está presente en los cinco continentes, gracias a una red de 77 centros dedicados a la promoción de nuestra cultura. El primer director del centro fue el historiador Nicolás Sánchez-Albornoz y tan sólo unos años después el Cervantes ya contaba con sedes en París, Casablanca, Damasco, Roma, Bremen y muchas otras ciudades. Desde estos primeros pasos el Cervantes ha ido diversificando sus funciones y sus objetivos por lo que hoy no es sólo un lugar donde aprender español sino que además sirve como sede de exposiciones, conferencias, proyecciones audiovisuales y muchas actividades de difusión cultural más siendo, a sus veinte años, la principal institución mundial dedicada a la enseñanza y promoción del español.