En la semana previa a la gran cita del arte contemporáneo en España, la feria ARCO, dos importantes instituciones de la capital han decidido apostar por los artistas impresionistas como protagonistas absolutos de sus muestras temporales. Por un lado la Fundación Mapfre exhibe, desde el día 2, algunas de las obras más famosas del Museo d’Orsay de París en una exposición que como su nombre apunta reivindica al impresionismo y el postimpresionismo como los movimientos que alumbraron el nacimiento del arte moderno. Así mismo, el museo Thyssen hace hincapié en una de las notas definitorias de estos movimientos, la pintura al aire libre, con la exposición Impresionismo y aire libre. De Corot a Van Gogh. De este modo hasta comienzos de mayo se podrán ver en Madrid, en las dos instituciones, piezas de algunos de los artistas de la historia del arte más admirados por el público: Monet, Van Gogh, Cézanne, Renoir o Degas entre otros muchos.
Dos exposiciones que se completan y se complementan para hacer las delicias del público que visite Madrid. Dos éxitos seguros que apuestan por la reivindicación de lo clásico en plena vorágine de exposiciones y actividades pre-ARCO.

Imagen: Vincent van Gogh. El hospital de Saint-Rémy, 1889. Obra que se puede ver en el Museo Thyssen en la muestra Impresionismo y aire libre. De Corot a Van Gogh. The Armand Hammer Collection, Hammer Museum, Los Ángeles.